Vino del Paseante La Charla 2016

99% Verdejo, 1% Sauvignon blanc

En una parte de la margen izquiera castellana del río Duero encontramos la D.O. Rueda, que ha hecho de la uva Verdejo su bandera. En La Charla nos encontramos con un blanco muy expresivo, untuoso, equilibrado y con un toque tropical, que es mejor no servir muy frío si queremos apreciar todos sus matices. 

Más detalles

7,50 €

22,51 €

45,01 €

7,50 €

FICHA TÉCNICA

La bodega:
Vinos del Paseante
Marca:
La Charla
D.O.:
Rueda
Tipo:
Blanco
Añada:
2016
Grado:
13% vol.
Variedad:
99% Verdejo, 1% Sauvignon blanc

CATA

Nariz:
Expresivo aroma de fruta blanca -pera o melón-, acompañados de carácter tropical – maracuyá, mango-, y ligeras notas de frescor verde-anisado.
Boca:
Entrada golosa y fresca, con un paso por boca untuoso que se equilibra con una acidez bien integrada y un final persistente.
Temperatura de servicio:
Se recomienda servir entre 8 y 10ºC.
Consumo:
Óptimo desde el momento de la compra.
Maridaje:
Armoniza perfectamente con cremas, ensaladas, verduras salteadas, entrantes, pescados y mariscos, ahumados, carne blanca, legumbre y pasta o arroces.

VIÑEDO Y ELABORACIÓN

Descripción:
Viñedos en vaso y en espaldera.
Suelo:
Suelos pardos, pedregosos.
Clima:
Continental.
Cosecha:
Vendimia nocturna.
Vinificación:
Se separa el raspón de la uva y se maceran unas horas las bayas para liberar los aromas contenidos en la piel de la uva y recogerlos en el mosto. El mosto permanece a baja temperatura (14ºC). El vino permanece con las lías de las levaduras de la fermentación durante 2 meses envejeciéndose con el contacto y aumentando su impronta en el paso por boca.

No hay reseñas de clientes en este momento.

Escribe tu opinión

Vino del Paseante La Charla 2016

Vino del Paseante La Charla 2016

99% Verdejo, 1% Sauvignon blanc

En una parte de la margen izquiera castellana del río Duero encontramos la D.O. Rueda, que ha hecho de la uva Verdejo su bandera. En La Charla nos encontramos con un blanco muy expresivo, untuoso, equilibrado y con un toque tropical, que es mejor no servir muy frío si queremos apreciar todos sus matices.